visitas

visitas
visitas

domingo, 4 de mayo de 2008

Emigrante



Por Adelina Reyes
·
“Emigrantes” (el título original es “Arrival”) cuenta la historia de una familia, donde el principal protagonista es el padre. Esta familia decide o se ve forzada a emigrar. El autor cuenta este relato de una manera extraordinaria y fuera de lo común ya que en ningun momento aparece un diálogo.
La historia es sencilla. El protagonista inicia su travesia y llega a la nueva tierra, paso paso y ayudandose con el dibujo como forma de comunicación, va descubriendo ese nuevo mundo, lleno de multiples incognitas, se pone en busca de un lugar caliente para dormir, haciendo su primer amigo (un gato), contactando con otros migrantes, buscando trabajo, siendo explotado como tantos otros en su misma condición, intentando entenderse con el nuevo mundo que le rodea, reencontrándose con su familia y luchando por orientarse en una ciudad desconocida.
Lo especialmente interesante es el lenguaje visual y el ritmo que el autor desarrolla para el relato.
La sombra de una gigantesca cola espinada bien puede representar el miedo, la noche y la causa por la que la familia decide marcharse.

También hay imágenes llenas de mágia y lírismo. Despierta curiosidad.

Para reflejar el nuevo país, el autor realiza una interesante representación. Nos acercamos mejor a la confusión de este migrante, si visualizamos mentalmente el encontrarnos en un país que se rige con otros procedimientos, otras normas, otro lenguaje, otra mentalidad, otras comidas, otras simbologías, otros transportes, otros instrumentos musicales, otros horizontes y hasta otros animales de compañía.
En este caso, y aunque parezca contradictorio, la ficción del comic juega un papel muy importante para muchos artistas quienes lo usan como un medio de comunicación, sensibilización y denuncia y con ello muestran mejor una realidad en que viven muchas personas en este mundo y en este mismo instante.

Arriba en las imagenes, aparece algunas de las páginas, donde se ilustra escenas como:

Buscando donde dormir

Otras gentes con diferentes múicas

Comprando comida.

Orientándose y descubriendo el sistema de transportes.

Contactando con otros migrantes. Conociendo sus historias, sus porqués y sus tragedias. Una chica es descubierta leyendo un libro y castigada con trabajos forzados en un horno. Cuando sube a limpiarlo descubre que hay cientos y miles de chicas como ella explotadas en habitáculos similares.

Otro porqué. Unas botas gigantescas representan la amenaza o la represión. Dos personas se esconden de ellas tras un muro.

Buscando trabajo. La explotación.

No hay narrador, no hay explicaciones. Quien lee debe interpretarlo todo y entiende que la migración es similar a este misterioso relato: hay que interpretar y contarse a sí mismo qué es eso nuevo y extraño que se está experimentando.
Los dibujos son grises y sepia, simulando fotografías antiguas.

El ritmo del relato y su estructura son insólitos. El trabajo en la selección de escenas y planos son esenciales en esta obra. Se puede intentar clasificar entre el cuento ilustrado sin narrador y el cómic simbólico, aunque en algunas escenas, por la sucesión de imágenes, da la sensación de estar “leyendo” una película antigua de la que se conservan sólo parte de los fotogramas.
Este relato silencioso y el tema referente, lo hace internacional, por reflejar una problematica actual, además de que personalmente me identifico con el protagonista por ser para mi una experiencia ya vivida.
El mismo autor explica el por qué no aceptó ni narración ni diálogos:
"Una de las razones fundamentales por las que decidí prescindir del texto fue destacar este principio: el protagonista no puede leer ni comprender nada de lo que sucede en lo que lo rodea, todo lo interpreta, así que el lector se verá forzado a hacer lo mismo."
Además:
… la ausencia de narrativa escrita, parecen invitar a una lectura visual más cercana y mucho más pausada.
A pesar de que incluso puede llegar a molestar el silencio, la amargura y la desorientación que produce, “Emigrante” es una lectura visual que toca y que se acaba apreciando como lo que es: una maravilla.

Shaun Tan nació en Fremantle Australia en 1974 y creció en Perth. Es licenciado en Literatura Inglesa y Bellas Artes y empezó a ilustrar historias de ciencia-ficción durante su adolescencia para la revista australiana Aurealis.
Además de “Emigrantes”, es autor de “El árbol rojo.“